DAVID MOLEIRO MELIÁN - PSICÓLOGO
DAVID MOLEIRO MELIÁN - PSICÓLOGO

Dudas frecuentes

Si tienes alguna duda o consulta no dudes en preguntarla a través del formulario de Contacto. Gracias por confiar en nosotros.

¿Qué hace un psicólogo en su consulta?

 

Un psicólogo en consulta valora cuáles son las dificultades por las que está pasando la persona que lo va a ver, a través de preguntas (en forma de entrevista) y en ocasiones de tests o cuestionarios. Una vez identifica las dificultades o problemas, comenzará la intervención psicológica propiamente dicha, a través del uso de distintas técnicas y procedimientos (puedes leer sobre ellos en el apartado Psicoterapia). A lo largo de este proceso, el psicólogo irá valorando los cambios que se van produciendo hasta que se considere que ya no hace falta más sesiones de terapia. Este trabajo se puede realizar a niños, adolescentes, adultos, parejas, familias enteras y grupos.

 

Este trabajo se hace siempre desde la profesionalidad (ajustándose al Código Deontológico), la comprensión, el respeto y la calidez, actuando sobre las circunstancias dolorosas cuando sea necesario y oportuno.

 

Por otro lado, también puede realizar informes psicológicos a petición de la persona que acude a consulta, realizar valoraciones periciales (para temas de divorcios, custodia de hijos, procesos de adopción, de incapacidad, etc.)

 

 

¿Cuánto dura una terapia psicológica?

 

Es muy difícil determinar la duración de una terapia, ya que depende del tipo de problema que presente la persona, qué síntomas o presenta, de cómo le está afectando a su vida, la motivación que presente, de la habilidad del terapueta para identificar los puntos clave sobre los que intervenir... Todos estos elementos se relacionan y determinarán la duración. No obstante, hoy en día existen terapias denominadas breves que evitan que la persona esté acudiendo a consulta durante años para resolver sus dificultades.

 

En resumen, es muy difícil determinar a priori la duración, aunque es un elemento muy importante para la persona ya que implica un coste de tiempo, esfuerzo y económico.

 

 

¿Es lo mismo un terapueta que un psicólogo?

 

No siempre, hay muchas personas que se denominan terapeutas (y no son psicólogos) y que realizan otro tipo de terapias denominadas alternativas. Un psicólogo también se puede definir como terapeuta o psicoterapeuta ya que realiza terapias psicológicas.

 

El principal problema surge cuando personas sin formación reglada u oficial se autodefinen como terapeutas y se atreven a tratar problemas psicológicos y emocionales con el peligro que ello implica, ya que están actuando sobre la salud del otro sin tener formación reglada ni experiencia en psicología clínica, evaluación psicológica, psicoterapia, psicopatología, psicotraumatología, etc. En estos casos están cometiendo un delito de intrusismo profesional y están haciendo peligrar la salud psicológica de las personas que se ponen en sus manos.

 

Por lo tanto, es importanto saber cuál es la formación del profesional que nos va a atender, solicitarle su identificación en el caso de que deba formar parte de algún colegio profesional (como es de obligatorio cumplimiento para los psicólogos que ejercen en consulta), que nos falicite algún modo de averiguar que realmente cumple con los requisitos para ejercer (a través del colegio profesional de su comunidad y de sanidad). No hay que olvidar que es nuestra salud la que ponemos en sus manos.

 

 

¿La hipnosis es peligrosa?

 

La Hipnosis Clínica es una técnica que se debe utilizar combinada con otras técnicas en terapia. Los peligros que pueden surgir serán por su mal uso y por la mala praxis del profesional que la utiliza. Como toda herramienta terapéutica, el profesional debe saber cuándo y cómo utilizarla en beneficio del paciente y conocer sus limitaciones. Así por ejemplo, debe tener especial cuidado cuando se utiliza para hacer regresiones al pasado de la vida de la persona ya que puede producir falsos recuerdos a través del uso de preguntas tendenciosas, con el peligro que puede suponer "recordar" algo que nunca ocurrió.

 

Cuando una persona está hipnotizada no está dormida, no pierde el control ni la voluntad, no puede quedarse "enganchada" en ese estado sin poder salir, es consciente en todo momento de lo que está ocurriendo, únicamente ocurre aquello que desea (aunque de una manera aparentemente sin esfuerzo consciente), se da cuenta de lo que pasa a su alrededor, el hecho de estar hipnotizada no implica ser ingénua, manipulable, menos inteligente o menos lista.

 

Por lo tanto, es importante que el profesional sea capaz de explicar de manera clara y comprensible qué es, cuáles son sus limitaciones y para qué se va a utilizar. Debe tener formación reglada en cuanto al uso de la Hipnosis Clínica para ser utilizada con fines terapéuticos y sanitarios. Y debe utilizarla de manera ética y ajustarse a lo que la evidencia empírica dice de cómo, cuándo y para qué debe utilizarse.

 

 

¿El coach no es el psicólogo de toda la vida? 

 

Un coach no tiene que ser necesariamente un psicólogo, puede ser cualquier otro profesional. El coach no hace terapias ni interviene ni trata sobre problemas psicólogicos (emocionales, de conducta, fobias, etc.) El coaching es una disciplina que pretende conseguir que el cliente o coachee alcance sus objetivos orientados por sus valores personales a través de sus propios recursos. El coach acompaña y facilita ese proceso a través de distintas técnicas, ejercicios y sobre todo de preguntas que invitan a la reflexión.

 

 

¿No deberían eliminarse las etiquetas de los tratornos?

 

Las etiquetas diagnósticas (o los nombres que se le ponen a los trastornos) sirvieron en un principio para facilitar la comunicación entre las personas, poder decir con una o muy pocas palabras cuál era el problema que existía. Este uso se vio favorecido por la hegemonía del modelo médico en la psicología clínica (donde se equiparan los problemas psicológicos a las enfermedades físicas y por lo tanto debían recibir una etiqueta diagnóstica lo que facilitaba saber qué tratamiento recibir).

 

Por otro lado, es cierto que uno de los grandes poroblemas de las etiquetas es que olvidan e ingnoran la individualidad de la persona, consideran que todas las personas con el trastorno "X" son iguales, y en muchas ocasiones suponen verdaderos estigmas al quedar "marcados" por dicha etiqueta, pudiendo favorecer la adopción del papel de enfermo pasivo, del enfermo crónico, sufrir discriminaciones por parte del entorno familiar, social, etc.

 

 

¿Por qué quieren los psicólogos clasificar todo comportamiento humano?

 

Es importante poder conocer y valorar aquellos comportamientos que están generándo problemas a las personas para poderlas ayudar, al igual que identificar aquellos que aportan cosas positivas y enriquecedoras para poderlas fomentar en su vida. Una clasificación será buena si responde satisfactoriamente a la pregunta ¿para qué?. Debe tener un objetivo claro y este debe ser beneficioso, útil y adecuado para la persona cuyo comportamiento recibe esa clasificación.

 

Será buena y útil la clasificación del comportamiento siempre que ayude a las personas que piden ayuda a ser ayudadas y a los profesionales a realizar su trabajo.  

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© DAVID MOLEIRO MELIÁN - PSICÓLOGO T-1799. Todos los derechos reservados 2014. Esta web utiliza Cookies para obtener datos estadísticos de la navegación, si continua navegando consideramos que acepta su uso. Para más información haga click en Aviso Legal.